Endoterapia

La Endoterapia (endo- del griego interior) se trata de una forma de tratamiento al interior de la planta. Esto se consigue introduciendo en el sistema vascular una solución con el producto que queramos que asimile el árbol (por lo general complejos nutritivos y/o fitosanitarios).

Si bien es una técnica que se está imponiendo por razones que luego comentaré, no es una forma nueva de interactuar con el árbol: los primeros datos los tenemos en el siglo XII, en un tratado andalusí de agronomía en el que se cambiaba el sabor del fruto y el color de la flor mediante esta técnica.
En los años 60 se patenta el sistema Mauget (todavía en uso) y se favorece la distribución a nivel comercial y profesional contra la Grafiosis del Olmo.
Pero el gran desarrollo de la técnica se la debemos al gran Alex Shigo, Patólogo y Biólogo del Servicio forestal de EEUU. En sus estudios sobre los daños internos en arbolado estudio 6 técnicas de endoterapia: materia activa, disolvente, solubilidad, presión y tipo de madera. Estableció la primera relación entre daños y ventajas.
En nuestro país, los primeros estudios fueron realizados en 1987 por Fernández Escobar, en una investigación para corregir la carencia de Fe en olivo
En la actualidad fue el picudo rojo y la procesionaria del pino los que dan un empujón definitivo para la introducción de la técnica de la endoterapia. Hoy en día hay más de 10 formas de aplicación.

Éxito de la técnica

Malestar social con el uso de productos fitosanitarios y su forma de aplicación.

Permite tratar árboles sin necesidad de pulverizaciones:
menor contacto del operario y de la población con producto fitosanitario
menor riesgo de intoxicación de operario y población
No hay riesgo de contaminación química ambiental

Forma efectiva para luchar contra plagas y enfermedades muy dañinas y ampliamente distribuidas: picudo rojo, procesionaria del pino, minador del Castaño, Grafiosis, Oídio ..

No existen condicionantes climáticos para su uso

Técnicas:
Los sistemas se pueden clasificar atendiendo a: presión, tamaño de orificio, volumen de solución inyectada en la planta. Cada una tiene sus peculiaridades y se adapta mejor a según qué trabajos.

Daños:
Los árboles tienen la capacidad de compartimentalización. Esta capacidad les hace protegerse y defenderse de las agresiones externas aislando o compartimentalizando la zona afectada.
Para minimizar los daños:
Se intentará siempre comprar los productos de máxima calidad. Con la misma materia activa tenemos muchos productos. Generalmente son los coadyuvantes (presentes entre el 75 – 98% de la composición del producto) los que generan mayor daño. A mayor precio del producto, mejor es y mejor para este tipo de técnica.
No se excederá en el número o grosor de orificios para el tratamiento

Compártelo